viernes, 8 de mayo de 2009

STAR TREK: Una nueva esperanza

El pasado martes 28 de abril tuve la fortuna y el privilegio de asistir al pre-estreno de la última película. Fortuna por enterarme el mismo día gracias a un chivatazo (ver más abajo), y privilegio ya que no todos los días se tiene la oportunidad de asistir a un evento como éste (y además, ¡Grátis!). Y, sinceramente, la sensación es que asistí a una de las mejores películas de la saga, que puede suponer, para alegría de trekkies y fans de la buena SF en general, el relanzamiento de una de las más emblemáticas franquicias de ciencia-ficción. Sin entrar en detalles (o sea, sin mucho spoiler/avance), aquí os resumo lo que podéis encontrar en esta película.


La historia
Como ya he dicho, esta película es un intento de relanzar la saga. Y la mejor forma de hacerlo es desde el principio. Por eso, aquí nos encontraremos los orígenes de los protagonistas de la saga clásica, y el relato se centra, como no, en los dos personajes principales, Kirk y Spock, aunque el peso de la función recae en el joven y futuro (¿o no? jejeje) capitán de la Enterprise. Se agradece, eso sí, que cada uno de los secundarios tenga su momento de lucimiento, de tal manera que no parezca que son meros comparsas.

Los actores
Sinceramente, antes de verla tenía mis serias dudas, especialmente por el papel de Kirk (Chris Pine). Me equivoqué. Es un gozo ver como los actores se creen su papel, lo miman y, además, respetan el espíritu del personaje original, y se nota que han disfrutado y se lo han pasado bien (algunos mejor que otros, como por ejemplo Uhura y adivinaquién en una tórrida escena). Y por fin tenemos un malo convincente, no de cartón piedra, con un motivo más que lógico para que decida arrasar con todo lo que se le pone por delante, interpretado por un Eric Bana sencillamente genial.

La acción
Batallas espaciales, monstruos alienígenas y planetas desolados (con homenaje nada velado a la franquicia de la competencia, ST*R W*RS), combates singulares... Todo eso lo encontraréis, en su justa medida (por encima, eso sí, de la media televisiva) y resuelto con muchos medios y con mucho oficio. Lo que se agradece es que los efectos sirven a la historia, y no al revés, como en muchas otras películas (me viene a la mente Lobezno) en las que la historia sólo sirve como pegamento o excusa para arrejuntar escena espectacular tras escena escena espectacular.
Sinceramente, el señor J. J. Abrams ejecuta un excelente trabajo, con un montaje brillante y un sentido del ritmo que otros directores más laureados deberían aprender. Y hablando de ritmo, destacar la banda sonora de Michael Giacchino (autor de las BSO de Lost, Ratatouille y Los Increibles, entre otras joyas), que incluye una reversión de Sabotage de los Beastie Boys.

En resumen
Que ya estáis tardando en ir a vuestro cine más cercano, y llevaos a vuestra madre, hermanos hijos y quien haga falta. Espectáculo y diversión garantizados. Lo mejor de esta película es demostrar que se puede hacer buen cine de aventuras para todos los públicos sin necesidad de creer que el espectador es estúpido o mojigato. Una gozada.

No debo acabar esta reseña sin mencionar al colectivo T de Trekkies, y mucho menos sin darle mi más sincero agradecimiento a Ángeles. Son personas como ella las que hacen de este mundo un lugar mejor. Gracias por acordarte de nosotros ;)

3 comentarios:

  1. nice blog,
    iam enjoy to read your blog

    Pls visit my blog at htpp://dalvindoorlando.blogspot.com

    Best Regard,
    OrLaNd
    @@@INDONESIA@@@

    ResponderEliminar
  2. A veure si ens hi podem escapar demà.
    Merci pel detall de no posar spoilers, que suposo que costa aguantar-se!

    ResponderEliminar
  3. Mercés pel teu comentari. I tens raó, s'agraeix un anàlisi sense spoilers, però tambè és veritat que és força complicat... XD

    ResponderEliminar